lunes, 15 de mayo de 2017

Nayro Quintana toma el liderato de la carrera

El colombiano Nairo Quintana (Movistar) ganó en solitario la novena etapa del Giro de Italia, ayer en la llegada en alto de Blockhaus, haciéndose con la “maglia rosa” de líder de la prueba.

Quintana, que toma el primer puesto que tenía desde el martes el luxemburgués Bob Jungels, llegó con una ventaja de 24 segundos sobre el francés Thibaut Pinot y el holandés Tom Dumoulin, segundo y tercero respectivamente.

En la general, Quintana tiene 28 segundos de ventaja sobre Pinot y 30 respecto a Dumoulin.

El ganador de la última edición de la carrera, el italiano Vincenzo Nibali, que sufrió mucho en la subida final para entrar quinto en meta a 1 minuto, quedó en quinta posición en la general, a un minuto y 10 segundos.

La etapa quedó marcada por una caída masiva cuando se iniciaba la ascensión a Blockhaus, a unos 14 kilómetros de la meta.

Una moto de carabineros, aparcada al lado de la carretera, provocó el caos al pie de la ascensión del Blockhaus, en la novena etapa del Giro, y afectó a los dos líderes del equipo Sky.

La caída afectó a unos 15 corredores entre los que se encontraban los jefes de filas de la formación británica, Geraint Thomas, que perdió más de cinco minutos, y el español Mikel Landa, casi 27 minutos.

La moto, parada en la parte izquierda, fue golpeada primero por el holandés Wilco Kelderman, quien se vio obligado a abandonar. El corredor presenta una fractura en un dedo de la mano izquierda, según las pruebas realizadas.

Otros corredores también resultaron heridos en esta caída que se produjo cuando faltaban 14 kilómetros para la meta. Thomas sufrió un golpe en el hombro derecho y Landa en el codo y la pierna.

El británico Adam Yates tuvo varias contusiones y heridas en el costado derecho (hombro), el suizo Steve Morabito se vio afectado en las rodillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario