jueves, 4 de febrero de 2016

Vuelta a Cochabamba debe tener al menos 50 inscritas

Un promedio de 50 ciclistas deberá inscribirse en la Vuelta a Cochabamba femenina para que se materialice el proyecto y se justifique la organización, que rondará los 50 mil bolivianos, de acuerdo con lo expuesto por la Federación Boliviana de Ciclismo.

El ciclismo del valle hace gestiones para conseguir apoyo económico mediante la empresa privada a fin de desarrollar la competencia, tentativamente en octubre, según lo relatado por el presidente de la Asociación Departamental, Adalid Fuentes.

El dirigente explicó que “tienen la voluntad de hacer la Vuelta” y que todo depende de los resultados que se tengan con los auspiciadores. Agregó que “es probable recibir la agradable noticia muy pronto”.

El titular de la Federación Boliviana de Ciclismo (FBC), Édgar Herrera, fue drástico. “En el caso de la rama masculina, hablamos de unos 100 ciclistas, gastamos Bs 110 mil aproximadamente. Para 50 chicas requerimos 50 mil como mínimo”.

En plena campaña para que la contienda sea un hecho, el reto que debe sortear la Asociación es sumar la mayor cantidad de participantes, teniendo en cuenta que en los últimos nacionales no hubo masiva asistencia de mujeres.

Ya desde el año pasado, cuando tuvo lugar la Vuelta a Cochabamba 2015 (versión masculina), hubo un pedido concreto de las pedalistas que estuvieron observando a colegas como el potosino Óscar Solíz, el tarateño Gilver Zurita y el sucrense Juan Cotumba.

Al respecto, la quillacolleña Rebeca Sarabia, referente contemporáneo de Cochabamba, celebró ayer la noticia. “A las mujeres nos excluyen de esta carrera tan importante. Muchas estamos a la espera de que por fin se realice”.

Sarabia resaltó que hay pedalistas femeninas, especialistas en cicloturismo, que tienen condiciones.

En contrapartida, Herrera advirtió que, sumando a todas las corredoras del país, no superarían las 10 y que con ése número sería complicado sostener la prueba nacional.

No obstante, para Fuentes ello no representaría un inconveniente puesto que con “15 competidoras podría darse un pie de inicio”. Además, una alternativa planteada es que se unan varias categorías, incluso las de menores.

PRECEDENTE En 2010, cuando se desarrolló la Vuelta masculina, se habilitaron tres etapas para la rama femenina. Sin embargo, se trató de una suerte de exoerimento. Entonces compitieron ocho.

La Asociación contempla dos opciones para encarar la contienda: de forma paralela, junto a la edición de varones, o materializarla dos semanas antes. En cualquiera de las altenativas, la Vuelta se llevaría a cabo en octubre, según Fuentes. La comisión técnica analiza los elementos organizativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario