lunes, 18 de julio de 2016

Pantano y el triunfo de la fe

El colombiano Jarlinson Pantano (IAM) dio a Colombia el primer triunfo en la presente edición del Tour de Francia en un ejercicio de fe y una demostración de fuerza que le permitió levantar los brazos como el mejor de la decimoquinta etapa, entre Bourg-en-Bresse y Culoz, de 160 kilómetros, en la que Chris Froome (Sky) retuvo con comodidad el maillot amarillo.

Pantano, de 27 años, se coronó en el Tour al ganar en la recta de meta un mano a mano al polaco Rafal Majka (Tinkoff), con quien compartió la escapada del día. Finalmente, y tras alcanzarlo cuando iba en fuga, lo remató por velocidad, marcando un tiempo de 4h24:49, a una media de 36,5 km/hora.

Un rosario de corredores fue entrando en meta hasta que lo hicieron los hombres de la general. Todos juntos, de la mano, sin novedad alguna tras salvar una jornada con 6 puertos en la que hubo pacto de no agresión. Día de sube y baja, pero el podio, intacto.

Froome, blindado por un equipo que lo controla todo, demostró que es el jefe. Tiene al holandés Bauke Mollema (Trek) a 1:47, a su compatriota Adam Yates (Orica) a 2:45, al colombiano Nairo Quintana (Movistar) a 2:59, y Alejandro Valverde es el primer español en el quinto puesto.

Por fin desapareció el viento que azotó el pelotón durante tres días y apareció el calor propio de la época. Marcha desde el principio en busca de una escapada que se formó en el kilómetro 30 con nombres muy importantes.

Se apuntaron Nibali, Dumoulin, Majka, Zakarin, Alaphilippe, y los españoles Jon Izagirrre, Dani Navarro, Rubén Plaza y Alberto Losada, sin representantes del Sky.

Dumoulin fue el primero en mover ficha a 70 kilómetros de meta, en el ascenso a la cota no puntuable previa al Grand Colombier, pero el holandés no resistió el acoso de los perseguidores. El Tour entra hoy en Suiza con la decimosexta etapa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario