sábado, 9 de julio de 2016

Cummings triunfa en la séptima etapa

El británico Stephen Cummings ganó ayer la séptima etapa del Tour de Francia, la primera en Los Pirineos, en la que el belga Greg Van Avermaet (BMC) finalizó quinto y amplió su ventaja como líder de la clasificación general.

Cummings se impuso en el descenso, logrando el cuarto triunfo de un miembro del equipo sudafricano Dimension Data, tras los tres de su compatriota Mark Cavendish en las llegadas masivas.

En Lac de Payolle, el británico, que se marchó en solitario a 27 kilómetros de la meta, aventajó al sudafricano Daryl Impey (Orica) y al español Daniel Navarro (Cofidis). El italiano Vincenzo Nibali, ganador del Tour en 2014, fue cuarto.

Tampoco sufrió daños la general. Avermaet aventaja en 6.36 minutos al francés Julian Alaphilippe y en 6.38 a Alejandro Valverde. Chris Froome, Nairo Quintana y Fabio Aru siguen a 6.42 y Contador 1.21 minutos de sus rivales directos.

La jornada quedará marcada por un inusual accidente, la caída del arco hinchable que señalaba la entrada en el último kilómetro cuando iba a pasar el grupo de los favoritos a la victoria final. El gran perjudicado fue el británico Adam Yates, que se cayó. Cuando se levantó, tenía sangre en la cara.

"Los tiempos para calcular las distancias han sido tomados a falta de tres kilómetros", precisó rápidamente la radio del Tour, una información que confirmó el director de carrera Thierry Gouvenou, que habló de "incidente mayor". En el primer día del tríptico pirenaico, Cummings, corrió a la perfección para lograr su segunda victoria de etapa en la Grande Boucle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario